Destacados

Captura de pantalla 2014-04-11 a la(s) 20.01.05

Lectura de la mano El aspecto más importante de la quiromancia reside en las líneas que conforman las manos, podemos distinguir las líneas radicales y las líneas secundarias.

Las líneas primeras son cuatro: línea de la Vida, de la Cabeza, del Corazón y del Destino.

En cuanto a las secundarias podemos distinguir las siguientes líneas: la del Éxito, la del Sol, la de la Intuición, el Anillo de Venus y el Anillo de Unión; otras menos características son: la de la Lascivia, el Anillo de Salomón, el Anillo del Corazón, el Anillo del Sol y el Anillo de Mercurio.

Línea de la Vida: En quiromancia, es la línea que nace en el espacio comprendido entre el pulgar y el índice, y en su recorrido casi bordea el Monte de Venus. Suele nacer en el mismo sitio que la Línea de la Cabeza, por lo cual, en un principio, forman una sola línea.  Determina el curso general de la vida, los obstáculos vitales y accidentes. Informa sobre la situación de vitalidad en general y sobre la duración de la vida. Una línea corta no tiene porqué ser sinónimo de una vida fugaz así como tampoco una larga línea nos garantiza una vida longeva. Toda la trayectoria de la línea, los signos y su configuración han de tenerse en cuenta en una objetiva interpretación de esta línea; su relación con las líneas de la Cabeza y Destino es fundamental antes de pronunciarse al respecto de su pronóstico.

En la lectura de las manos, si la línea tiene un dibujo irregular o poco definido, indica una salud con alteraciones, incluso una personalidad dispersa o con cambios. Un trazado uniforme evidenciará una estabilidad general y vida sin grandes riesgos. En quiromancia, si la línea es ancha nos habla de pasiones profundas, impulsos y agresividad, así como un desgaste innecesario de energías. Si es larga y fina, poca vitalidad en general. Si la línea va desapareciendo imperceptiblemente, puede indicar una larga vejez y si termina de golpe, enfermedad súbita o accidente que derivará en muerte.

En quiromancia, si la línea es doble, es buen síntoma, querrá indicar una vitalidad superior. Si está rota, volviendo a unirse a continuación, augura una enfermedad o accidente bastante peligroso, pero superable.

Pero si el dibujo tiene forma de cadena, nos avisa de la existencia de nervios que alteran el organismo, vida delicada. En quiromancia si en sus comienzos va muy unida a la Línea de la Cabeza, señala introversión, más voluntad mental que física, pero si al nacer está separada, tiene todos los atributos de una personalidad extrovertida.

Si al principio presenta una bifurcación, señalará parto complicado -al nacer- o enfermedad grave en la infancia, pero si la bifurcación está al final la quiromancia  nos señala enfermedad continua y deteriorante.

Cuando nos encontramos con  varias líneas paralelas durante la lectura de manos es signo de buena suerte, lo mismo en el orden de buena salud que de un optimismo y alegría positivos, pero si las líneas son atravesadas, anunciarán obstáculos continuos.

En cuanto a los signos, en quiromancia, una isla es siempre enfermedad, al igual que la cruz, que también puede ser contratiempo grave o accidente, la estrella es mejoramiento o superación.

Empieza en el nacimiento de la Línea de la Vida, y suele atravesar la palma de la mano, dividiéndola en dos porciones, una superior y otra inferior. En quiromancia, esta línea hace referencia a la inteligencia, las facultades mentales y al equilibrio psíquico. Si no tenemos esta línea, nos advierte de un estado mental muy básico.

Al leer las manos, si por su dibujo apreciamos que es larga y bien trazada, es un signo positivo del equilibrio general, pocos conflictos internos y una disposición hacia la vida. Si es excesivamente larga y su recorrido va hasta el Monte de la Luna, terminando en cruz, significa locura; si es corta, pereza mental, poca facilidad de captación; si su dibujo es desigual, significa trastornos emocionales o intelectuales. Si durante la lectura de las manos,  vemos que continúa en su recorrido unida a la Línea de la Vida, indica timidez y depresiones constantes; si siempre se ha manifestado separada de dicha línea, poca coordinación de los actos, temeridad; si se une a la Línea del Corazón evidenciará el peligro de una enfermedad cardíaca. Entre los signos que pueden aparecer en una Línea de la Cabeza, la estrella anunciará logros personales, una isla, imaginación erótica; y una reja, accidentes en la cabeza.

Entre los montes de Mercurio y Marte nace la Línea del Corazón. En quiromancia, no sólo se refiere al estado general de la salud del órgano en cuestión sino también las pasiones, los afectos de naturaleza destacada y la sensibilidad.

Una Línea del Corazón bien formada indica ausencia de trastornos. Si es larga, sensibilidad, generosidad. Si es corta, egoísmo, dureza de sentimientos, frialdad hacia el dolor ajeno, especialmente si se presenta recta. Si su trazado es superficial, los sentimientos del sujeto estarán en consecuencia y si aparece cortada puede indicar una anomalía orgánica o un sufrimiento infinito, y si es una línea entera, estaremos ante un individuo de sentimientos válidos y duraderos.

En la Línea del Corazón una estrella indicará un sentimiento duradero o positivo, y la isla en esta línea, adulterio.

Podemos encontrarnos estos casos en la lectura de las manos: Ausencia: Falta de buena suerte. Larga: Conformidad. Corta: dificultades a lo largo de la vida. Profunda: Tendencia hacia la fatalidad. Recta: Buena suerte. Cortada: Deseos insatisfechos.[/toggle_simple]

La Línea del Sol nace en la base del Monte del Sol y se dirige hacia el dedo del mismo nombre. En quiromancia, es una línea muy benéfica, anuncia éxito y es la de las aptitudes artísticas e inteligencia creadora del sujeto, aunque puede estar ausente en quien destaque en estas cualidades.

Cuando es ondulada o torcida, indica inestabilidad. Corta, no indica necesariamente mala suerte y su sola presencia siempre es favorable. La Línea de Mercurio, si aparece, es signo de gran clarividencia y de todas las cualidades del mundo inconsciente. Las líneas de Unión son generalmente identificadas con el matrimonio. Si son numerosas, indican una vida con altibajos, de cierto desequilibrio. Las entendemos como líneas que se bifurcan de otras principales y corren a unirse a terceras importantes. En quiromancia, los brazaletes, a su vez, indican la duración de la vida (33 años cada uno) y armoniosos y bien trazados son signo de vitalidad.

Tarottv.com

Tarotistas: