Destacados

Captura de pantalla 2014-04-11 a la(s) 20.03.37

La quiromancia es la técnica de adivinación que usa la lectura de las manos para sus predicciones.

Esta mancia es una rama de la quirología que se basa en el estudio de la morfología de las manos, la posición y longitud de las líneas que la forman así como su tamaño o su constitución. Gracias a la lectura de las manos podemos descifrar características psicológicas, emocionales y personales del consultante.

Se desconoce el origen concreto que tiene esa práctica de adivinación mediante la lectura de las manos, si retrocedemos en el tiempo podemos ver que en la Prehistoria la mano ha sido objeto de interés del ser humano. Podemos observar la gran concentración de manos estampadas en cuevas Paleolíticas en África, Australia, Europa, estas misteriosas huellas en tonos ocres, rojas, negro, amarillo o violeta parecen tener un significado mágico dentro del universo del hombre primitivo pues muestras la necesidad de expresar cosas mucho antes del nacimiento de la escritura. No se sabe si su fin estaba relacionado con la protección del clan o buscaban ayuda de entidades divinas o superiores o simplemente les servía como sello de identidad de la comunidad. En definitiva, no parece muy descabellado que la quiromancia surgiera instintivamente del  inconsciente colectivo como necesidad de explicación de las cuestiones humanas desde los albores de las civilizaciones primitivas.

Entrando en materia, para leer las manos, antes de nada tenemos que saber observar las manos y a continuación seguir un criterio ordenador para su correcta interpretación. Primero clasificaremos la forma externa de la mano, la dureza y forma de las uñas, flexibilidad de los dedos localización de montes y llanuras, líneas mayores, menores y las más pequeñas en última instancia.
Veamos cómo podemos leer las manos a través de la quiromancia.

  • Cuadrada: individuo práctico, realista, trabajador, esencialmente responsable. Resistente al cambio; puede ser un poco testarudo pero sus méritos sobrepasan los defectos. En quiromancia, una curva pronunciada en el exterior de la palma habla de gente creativa con sentido práctico.
  • Cónica: Amante del arte y la belleza refinada. Rápido en asimilar conocimientos, un poco superficiales. En la lectura de las manos simboliza un gran carisma para influir en los demás. Originales.
  • Puntiaguda: Persona delicada. Incomprendidos para el mundo. La quiromancia interpreta que a veces nos encontramos con individuos un poco faltos de energía.
  • Espatulada: Ingenioso, individualista. Activos, viajeros, amantes de la ciencia. No gozan de compañías estables. Buenos compañeros, muy dinámicos y capaces.
  • Mixta: Versatilidad, combinando características de los tipos precedentes; la quiromancia nos advierte de la combinación entre la practicidad y la creatividad.

En quiromancia, si nos encontramos una mano grande nos dice: Pensamiento y acción lento, disposición analítica y reflexiva. Si se trata de una mano pequeña sabremos que se trata de individuos: Irreflexivo, dinámico, hiperactivo. Cuando es de tamaño mediano: Conjuga en sí las características de las dos anteriores. En quiromancia si nos encontramos una mano estrecha: Discreción, prudencia, timidez. Cuando es ancha: Dinamismo, ingenuidad, comunicación y generosidad.

Por otra parte, la quiromancia también hace estudio de los montes que son los pequeños abultamientos que están en nuestras manos: El monte de Venus está situado entre el pulgar y la muñeca y se refiere a la sexualidad, sensualidad y la pasión ; el monte de Júpiter, debajo del índice nos habla del orgullo y la ambición; el monte de Saturno que se encuentra debajo del dedo corazón nos explica características de individuo como la reflexión, la prudencia; el monte de Apolo o Sol está ubicado justo debajo del dedo anular y refleja la mala o buena suerte, también el talento, ingenio y la economía; el monte de Mercurio debajo del meñique nos habla de nuestras capacidades para la ciencia el comercio, etc.; el monte de Marte que está debajo del monte de Mercurio nos muestra del ánimo, la energía, el empuje; por último tenemos el monte de la Luna que se encuentra entre la muñeca y el monte de Marte, éste marca la sensibilidad, los caprichos  e influye en el ser humano.

Tarottv.com

Tarotistas: